Jirones X. 1959-60 Primer curso en el Instituto Laboral.

Autor: FEDE GARCÍA 22 de Agosto de 2014

image

… Un punto y seguido. Nada más. La continuidad de las experiencias en las Escuelas Graduadas, de Fede “El Rubiajo”, tenía, sin duda alguna, voluntad de permanencia, sumando de modo inconsciente una realidad no deseada: seguía siendo un niño de los de menos edad; nueve años. No era el único. Pero no recuerdo a los demás. El hecho real es que en las aulas de la planta baja del Instituto Laboral de Villablino, en el primer curso 1959/1960, sumábamos 40 o 50 alumnos – las alumnas tampoco existían – casi todos entre los doce, trece o catorce años, que procedían de Villablino y del Valle de Laciana en general: Los Caboalles de Arriba y de Abajo, Rioscuro, Llamas, Villaseca, etc.

Mi número de orden, era el venticuatro, quizá, porque se nos ordenaba en riguroso orden alfabético por apellidos, y Garcia, la “G” séptima letra del abecedario común, determinaba al parecer las asignación de ese número par “VEINTE Y CUATRO” ·”24”, que ni se podía olvidar, ni por supuesto, dejar de acompañar en los deberes de la Segunda Enseñanza, en todos los cuadernos, apuntes, libros y demás efectos y artefactos obligatorios para el devenir  de un nuevo tiempo……

Por primera vez, se cargaba sobre nuestras espaldas la obligación de ser muy puntuales a la entrada y salida del Instituto. Los “Profes y Profas”, ya no eran el Sr. Maestro, o el más cercano “Somaestro” o “Sumaestro”…

Los Profes y Profas eran varios. Sus nombres apenas los recuerdo. A la Seño: Josefina de Geografía, por ejemplo, sí la recuerdo. Pero poco más. Eso sí: El cura Don Gildo, ya parecía una parte más del decorado en nuestras mentes, todavía casi infantiles, porque la Religión, era una materia reglada, con notas a peso y presencia imprescindible. Sus explicaciones sobre las historias biblicas del Antiguo Testamento –  el Nuevo Testamento, quedaba para cursos superiores – eran toda un compendio de razonamientos inexplicables: “El Arca de Noé”… en un Diluvio Universal, que al parecer, era un castigo de un señor invisible, indivisible y eterno, que por lo malos y perversos que eran los seres humanos, por haberse embrutecido. La humanidad del momento, ya no creían en esa presencia que todo lo veía, todo lo escuchaba, y todo lo disponía, a pesar de los Profetas, aunque, – eso si lo recuerdo bien – al parecer, los había Mayores y Menores ,Verdaderos y Falsos – todos, antecesores por decreto de un Señor, que había que imaginar, porque era, nos decía Don Gildo, invisible, omnipresente … y muchas otras palabrotas, como envolturas cripticas en forma de atributos, que por supuesto, no nos explicaban ni en su significado ni en su alcance, ni en su contenido…​

Por ejemplo: Don Gildo, que sin duda era un gran comunicador a la hora de  transmitir fábulas, leyendas e historias de una prehistoria muy lejana, nos instruía de modo complaciente pero firme a través de una realidad imaginada a conciencia. Si recuerdo, entre otras; las historias de Elíseo, compañero y discípulo de Elías – o ¿era su hijo…?  ¡Elías, …Elíseo!, que al parecer, había destacado por su profecías, referidas siemprea los ¿Reyes de Israel…? Al parecer, Elíseo era ya famoso por convertir en salubres la aguas del Río Jordán, y por haber descubierto en varias ocasiones los planes del enemigo… ¿De cuál de éllos…? profetizando la liberación de Samaria, porque, Israel como supe muchos años después,simplemente, no existía. Era una invención posterior.

El tal “Eliseo”, al parecer también, era un auténtico figura… porque, decía Don Gildo: que subiendo en una ocasión a ¿Betel…? unos niños sehabían burlado de él, llamándole ¡CALVO!… Tremendo ínsulto… El Sr. Eliseo, les amonestó y no solo eso, se enfadó y les maldijo: Al poco, del bosque salieron unos osos – ¿Carnívoros…? y devoraron a  ¡CUARENTA Y DOS DE ELLOS! sin más contemplaciones.

Pero no acaba aquí la cosa: El Profeta ¿Verdadero o Falso…? Sr. Eliseo, calvo, para más señas, se encontró, un buen día con la viuda de otro Profeta, que solo disponía de un poco de aceite para pagar una deuda ¿Bancaria…? Elíseo el Profeta, le multiplicó tanto el aceite, que la viuda pudo pagar su deuda, ¡ sobrándole gran cantidad de aceita para sobrevivir…?​

Menos mal que era una Hora de Formación Religiosa a la semana y daba tanto de sí, en las manos del Don Gildo, que todavía hoy, está presente de modo virtual, por supuesto, en los recuerdos de Fede “El Rubiajo de ojos azules” y de otros muchos más compas del Insti. Eran clases magistrales de adoctrinamiento pre-seminario..

Las demás asignaturas, naturalmente las ¿Troncales…? de siempre y las de segundo nivel eran: Mates, Español, Geografía e Historia, Formación Manual, Dibujo, Formación Religiosa, Educación Física, Formación del Espíritu Nacional… Nada más y nada menos. Eran en resumen, el esqueleto diseñado para las enseñanzas previamente deses-republicanizadasy desinfectadas cautelarmente por el Movimiento Nacional dominante en todas sus versiones, con el que había que lidiar y enfrentarse para esperar elmejor de los posibles futuros. Unos futuros muy, muy lejanos, para unos niños-preadolescentes todavía, de entre nueve y catorce años.

Si recuerdo, también, que para la Formación Manual, había que llevar obligatoriamente un “mono de trabajo personal” de los de tirantes, sin mangas o con mangas, mahón azul, limpio, por supuesto. Porque se trataba en edad tan temprana de introducirnos en el conocimiento y trato con herramientas de toda la vida: de carpintería, mecánica, etc… losgramiles, las escuadras, los formones, los niveles, empezaban a ser compañeros de viaje, que no nos abandonarían durante la larga travesíaformativa – que no educativa – de SIETE AÑOS, tránsito, que por otra parte, se nos antojaba una eternidad, si no se repetía curso, en el itinerario de la ESO, en versión MINERO-INDUSTRIAL del momento, años 1959/1960.

También recuerdo de manera muy clara la tremenda Biblioteca del Instituto Laboral “Obispo Arguelles”, a la que se podía acudir a hacer deberes o travesuras. Había revistas: solo “Blanco y Negro”, y otras más pequeñas de Reader Didgest, de nombre extraño, todas de números recientes y ya pasados. Eran, creo, unas revistas mensuales, con muchas páginas y fotos a color, con historias raras, porque a los aplicados estudiantes, en realidad, como en los “cuentos” del C. Trueno y demás, solole dedicábamos tiempo a los dibujos y a las fotos.​

Había un sistema de fichas de préstamo de libros, que casi siempre, solicitábamos en la mesa de la Señorita Bibliotecaria, que era muy seria y además iba muy bien vestida y con las uñas pintadas. Escribía poemas en sus ocios de guardia, por lo menos eso me parecía, por lo atenta que estaba en su mesa, con gafas de concha en el extremo de su nariz. Los libros prestados, siempre lo eran a nombre propio, y a título de cesión precaria. Pasarse un solo día en la fecha de entrega y devolución en perfecto estado de revista, podía ser objeto de sanción…

Las estanterías estaban casi siempre cerradas con puertas de cristal, yno siempre limpias de polvo. Eran inaccesibles: podíamos mirar el título de los libros por el Lomo, porque, sacarlos para hojearlos estaba prohibido. La Biblioteca, debía estar siempre en completo silencio, a pesar de que nos juntáramos en parejas por afinidad y mutua confianza personal, para comentar en voz muy baja, aquello que nos sorprendía. También había una especie una gran mesa de lectura común con luces pálidas orientadas al librote o libro que, alumnos de cursos superiores tenían a la vista, en un supuesto estado de éxtasis lectural. ¡Vaya Usted, a saber…!

También había de vez en cuando, algún Profe o Profa de otros cursos, que aparentemente consultaban libros en relación con las clases del día siguiente. Esa presencia suponía intentar ser aún más estrictos en el silencio debido. Hasta las páginas había que moverlas con elegancia y, por supuesto, sin ensalivar el índice derecho, como era la norma en clase, con los cuadernos y libros propios.​

En cuanto a la Formación del Espíritu Nacional – F.E.N. – era una asignatura llena, de misterios, de nombres y sucesos de grandes y supuestasgestas: El Alzamiento Nacional un 18 de Julio, la gran-cruzada contra los enemigos de España de la Iglesia y de las ¿tradiciones seculares…? -¿Quién sabía lo que significaba SECULAR…nadie, quizá ni el Profe de la asignatura? Cruzada contra, también esos malos españoles que solo queríandespedazar España, una Unidad de Destino en lo Universal – consigna críptica – de difícil explicación que se repetía como una especie de sortilegio mágico, que debía de espantar incluso al más espabilado. Esas consignas no coincidían en absoluto con otras versiones que en nuestras casas se nos transmitían con la boca pequeña, en susurros, por aquello de que las paredes oían siempre, por si acaso.​

Aquellas canciones marchosas-militares-entusiastas-falangistas:“Montañas Nevadas, prietas las filas, nuestras escuadras van … “Cara al Sol, con la camisa nueva,,,” han quedado grabadas a fuego, en las mentes de unos menores en situación de dislexia forzosa y forzada.

La realidad cotidiana era otra: Don Elio, mi profesor virtual en vías de reeducación permanente, sabía mucho de ello, y los mineros de la M.S.P., también, lo sabían y lo sufrían, entre ellos; Pedrosa”El Barrenista”.

Ya, en otras materias: Geografía e Historia, los cuadernos del primer curso, eran la expresión del más puro voluntarismo educacional: Se trataba de repetir y repetir, hasta TREINTA VECES, un tema. Todavía conservo el original con copias manuscritas repetidas a golpe de plumín y tinta azul marino, sin manchas añadidas, desde el 22 de Marzo hasta el 6 de Mayo de1960, en el cuaderno de campo personal apaisado de tapas de libro de Diario de la Tienda de Combarros, y lomo de color marrón tabaco.

El ejemplo es real: copiar hasta treinta veces las Regiones y susProvincias de la España Eterna: Castilla la Vieja, León, Castilla la Nueva, Extremadura, Galicia, Asturias, País Vasco, Navarra, Aragón, Cataluña, Valencia y Murcia.. etc. Excepto las Baleares y Canarias, que quedaban ¿Para el siguiente curso…?

Este auténtico modelo de  aprendizaje-memorizable, sin más aliciente, que RECORDAR escribiendo, no era posible que fuera en balde, porque, tras ese cómodo y peregrino sistema de aprender a fuerza de repetir, condicionaría de modo claro las mentes y las actitudes de unos niños, que en el futuro nos íbamos a encontrar con largas cadenas de producción en fábricas adocenadas y muy productivas. (Taylor y Ford, dijeron, aplicaron y se enriquecieron… por supuesto)

22 de Agosto del 2014. Fede “El Rubiajo”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s