Cerrando el círculo – Los Servet (catalanes y genoveses en Murcia)

(Conviene activar el Árbol Genealógico para situar a los personajes)
Mansión Servet, Villa San Sebastián, Casa del Reloj o Casa Castelar

Mansión Servet, Villa San Sebastián, Casa del Reloj o Casa Castelar

Hacía 1810, procedentes de Castellterçol (Barcelona), los Servet llegaron a Murcia donde abrieron una tienda de tejidos catalanes, que también vendían en ferias y mercadillos. Tuvieron una vida muy activa a lo largo de todo el siglo XIX y principios del XX. Con los beneficios del comercio de paños inicial pasaron a partir de 1820 a adquirir tierras procedentes de la desvinculación y desamortización. Hacía 1840 dirigen parte de los excedentes a las explotaciones mineras de Cartagena y Mazarrón llegando incluso a disponer de una flotilla de barcos para el transporte del mineral. Adquirieron acciones a muy bajo precio de las empresas mineras y fundiciones, que tuvieron una fuerte revalorización lo que supuso un importante incremento de la fortuna familiar. Eran una suerte de comerciantes, negociantes y banqueros ya que también actuaban como prestamistas y descontaban efectos bancarios, llegando en 1840 a controlar el 25% de los créditos hipotecarios. El complejo y cambiante negocio tenía un importante componente familiar.

Fue una saga familiar en las que el nombre de Sebastián se mantuvo a lo largo de tres generaciones. Sebastián Servet (I) llegó de Cataluña, ya casado con María Asunción Gibert, y fueron padres de Sebastián Servet Gibert (II) que casó con Catalina Brugarolas Ravello (nacida en Murcia de Andrés Brugarolas Palau, natural de Castellterçol, y María Ravello, genovesa).

Sebastián y Catalina tuvieron al menos cuatro hijos: Sebastián (III), Víctor, Federico y José María. Todos debieron participar en el negocio familiar con mayor o menor intensidad. En 1861 los bienes inventariados de la sociedad Sebastián y Víctor e hijos eran 6.643.000 reales. Sebastián (1836-1898) debió ser el más activo en los negocios llegando a estimarse su fortuna en 1871 en 2.259.000 reales entre bienes raíces, comercio, créditos, industria, minería y contratas. Fue copropietario de la empresa Lebón suministradora del gas para el alumbrado de Murcia.

Espectacular su Villa San Sebastián en San Pedro del Pinatar por la que pasaron personajes notables de la época y donde murió el 25 de mayo de 1899 Emilio Castelar, gran orador y presidente de la I República entre 1873 y 1874.

Sebastián (III), Federico y José María Servet Brugarolas.

Sebastián (III), Federico y José María Servet Brugarolas.

José María Servet Brugarolas fue senador por la provincia de Murcia de 1907 a 1910 y de 1919 a 1920. En la página del Senado hay infinidad de documentos sobre sus propiedades, partida de nacimiento y otros, así como su participación en distintas comisiones de la cámara. Parece que fue aficionado a los viajes dejando sus impresiones en las obras Recuerdos de viaje de París a Constantinopla (1889) y En Argelia. Recuerdos de Viaje (1890). Murió soltero en 1926.

El entronque con los Sánchez se produce a partir de Ana Servet Marín, hija de Federico Servet Brugarolas y María Marín Gelabert. Cuando Federico murió, Ana y su hermana María fueron tuteladas por su tío José María. Vivieron como señoritas de buena familia con buenos colegios, estudios de música y frecuentes viajes al extranjero. Al casarse recibieron una importante dote que les había dejado su padre. Es significativo que la reseña de la boda de Ana en Los Jerónimos la incluya un periódico bajo el epígrafe La vida del Gran Mundo (la segunda reseña es de ABC):

ReseniasBoda512

Destacan entre los asistentes el conde de la Conquista y Ricardo Spottorno. La familia Spottorno, de origen italiano, llegó a Cartagena en 1801 donde se dedicó como los Servet al comercio y a la banca, actividades mineras, flotillas de barcos llegando incluso a armar una galeota inglesa con patente de corso, y comenzaron a realizar tareas diplomáticas como cónsules de algún país europeo. Bartolomé Spottorno fue alcalde de Cartagena en tres ocasiones. Emparentaron con los Servet.

José Servet Magenis casó con Encarnación Spottorno y eran los dueños de Villa San Sebastián cuando falleció allí Emilio Castelar. Rosa, otra Spottorno, se casó en 1910 con José Ortega y Gasset que frecuentó la quinta de San Sebastián.

Placa conmemorativa en Villa San Sebastián

Placa conmemorativa en Villa San Sebastián

También Gregorio Marañón tenía amistad con la familia y visitó Villa San Sebastián. En 1952 rememora la muerte de Emilio Castelar en la residencia de los Servet:

ReseniaMaranion512

EmilioCastelar_lechomuerte512

Hay un relato pormenorizado de L Gabaldón en Blanco y Negro de 30-5-1899, de los últimos días de Castelar en San Pedro del Pinatar y las manifestaciones populares de admiración y cariño en cada punto en que paraba el tren que lo trasladó a Madrid.

Por más que he buscado no he encontrado imágenes de Sebastián I y su mujer y de Sebastián II. Por el contrario, he podido ver el rostro de algunos de los niños de la familia del último de los sebastianes tal como los reflejó Vicente Palmaroli y González en el cuadro La Santa Cruz que ocupaba el techo del oratorio de la casa que Sebastián Servet Brugarolas tenía en la calle Platerías, 58..

La Santa Cruz - Vicente Palmaroli y González 1894. Oratorio de Sebastián Servet Brugarolas

La Santa Cruz – Vicente Palmaroli y González 1894. Oratorio de Sebastián Servet Brugarolas

No son los ángeles impersonales al uso de los cuadros religiosos, tienen la cara de los niños de la familia Servet entre los que posiblemente esté José Servet Magenis. No he podido contrastarlo documentalmente, pero creo que José Servet Magenis es hijo de Sebastián Servet Brugarolas, que falleció en 1898, por lo que en diversos textos figuran él y su mujer, Encarna Spottorno, como dueños de Villa San Sebastián en 1899 cuando fallece allí Emilio Castelar.

De este “Gran Mundo” a que aludía el periódico murciano, no han sido partícipes los Sánchez que yo he conocido. Ninguno vive de rentas ni ha llevado nunca una tarjeta black en el bolsillo. Todos se han tenido que ganar el pan con el sudor de su frente, fichando a diario e hipotecándose, cuando sus antepasados de hace menos de cien años eran banqueros. Sic transit gloria mundi, decían los clásicos para recordar lo efímero de la gloria.

Fuentes consultadas: ABC 23.12.1899; Web regmurcia.com; Primer Congrés d’Història Moderna de Catalunya; Blanco y Negro (Madrid) 30/5/1899; Web senado.es; Recuerdos de viaje de Paris a Contantinopla JM Servet Brugarolas; Diario de Murcia 5.5.1998; Web meencantamurcia.es; Web laverdad.es/murcia/; El proceso de modernización de la Región Murciana (siglos XVI-XIX) María Teresa Pérez Picazo/Guy Lemeunier; Crédito y usura en la región murciana durante el siglo XIX, María Teresa Pérez Picazo; Pintura inédita del Siglo XIX en Murcia, Manuel Jorge Aragoneses.

Imagen tomada de: upload.wikimedia.org, Villa San Sebastián; regmurcia.com, placa conmemorativa; Pintura inédita del Siglo XIX en Murcia de Manuel Jorge Aragoneses, óleo de Palmaroli.

Ubicación Casa del Reloj: Avenida Dr Artero Guirao,1 San Pedro del Pinatar. Región de Murcia.

EGªCalzada
Autor: Emilio García de la Calzada

7 pensamientos en “Cerrando el círculo – Los Servet (catalanes y genoveses en Murcia)

      • Hola Carmen. Tu respuesta es tan concisa, que no sé muy bien a qué te refieres. Desde luego que mi conocimiento de esta parte en concreto de la familia de mi mujer, es escasa como creo que dejo constancia en el blog. He explorado todas las fuentes familiares a mi alcance con resultados bastantes escasos. La última ha sido con Luis Fontes Servet, que seguramente es familiar tuyo, y al que conocí personalmente el verano pasado.
        Con lo poco que he logrado reunir he hecho un relato, básicamente dirigido a que mis hijos y nietos supieran algo de sus orígenes, lo más respetuoso y veraz posible. Nada me gustaría más que compartieras conmigo la información que pareces tener. Por si esto fuera de tu interés y crees que los comentarios del blog no es el vehículo más adecuado, mi email es emilio@garcia-sanchez.com.
        Saludos.

  1. Pingback: Cerrando el círculo – Miguel Servet | Lembranza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s