Cerrando el círculo – Modesto Lloréns i Torres (cochero, ¡al lupanar!)

(Conviene activar el Árbol Genealógico para situar a los personajes)
Modesto Lloréns i Torres

Modesto Lloréns i Torres

Como ha venido pasando desde siempre, los apellidos de las mujeres por muy distinguidos que sean, tienen una vida efímera en todas las sagas familiares que no trascienden más allá de una o dos generaciones y se pierden definitivamente.

Es el caso del apellido Lloréns que aportó a la historia familiar Modesto Llorens i Torres, nacido en Barcelona en 1835, al entroncar con los Sánchez cuando su hija Josefa Lloréns Ayllón casó con Alfredo Sánchez Benito.

Modesto Lloréns estudió Derecho Civil y Canónico. Se trasladó a Madrid donde trabajó en Hacienda llegando a ser jefe del Tribunal de lo Contencioso Administrativo. Publicó algún libro sobre leyes y jurisprudencia.

Siendo joven mantuvo una cierta actividad literaria como poeta y dramaturgo publicando y estrenando diversas piezas teatrales, algunas en colaboración con otro autor, entre 1859 y 1863. Aún hoy puede encontrarse sus obras en Google Books y en alguna universidad de USA.

Portadas de El Casado Casa Quiere y Los Soldados de la Industria.

Portadas de El Casado Casa Quiere y Los Soldados de la Industria.

No he encontrado ninguna reseña acerca de la acogida o repercusión del estreno de sus obras, pero si numerosas referencias a una de sus aficiones. Hoy día quién no esté en Facebook, arropado por una buena panda de amigos no es nadie. A finales del siglo XIX y comienzos del XX, el papel de Facebook lo desempeñaba el Álbum de los amigos y Modesto Lloréns tenía el suyo.

Albúm de los amigos de Modesto Lloréns i Torres

Albúm de los amigos de Modesto Lloréns i Torres

El álbum que Modesto inició en 1856 en Barcelona no debía ser uno más, pues junto con los de las escritoras Emilia Pardo Bazán, María de los Dolores Perinat y otros más protagonizó la exposición El álbum de los amigos – Templo de trofeos y repertorio de vanidad que tuvo lugar en 2010 en la Fundación Lázaro Galdeano de Madrid. En el catálogo de esta exposición definen así este tipo de álbum:

“los «álbumes de los amigos» son obras singulares por su contenido y por representar una práctica o moda social difundida en el siglo XIX, que tiene sus antecedentes en los libri amicorum. Estos libros en blanco, encuadernados con más o menos lujo, se fueron «ennegreciendo» con composiciones poéticas, sentencias, piezas de música, firmas, dibujos, imágenes impresas y otros materiales gráficos en un ejercicio colectivo de integración de las distintas artes y realizados a petición de la dueña del álbum, porque en principio fue objeto exclusivamente de uso femenino.
…… se muestran los más representativos de esta moda decimonónica, que supuso una novedad en el coleccionismo y que no sólo fue una costumbre duradera, sino que también, pasados los años, contó con aficionados entre los varones. En ellos los autores fueron entregando «plomo chapado», en rimas estrafalarias y dando muestras de pedantería y vanidad, o «plata de ley», en joyas literarias o pictóricas que el dueño del álbum mostraría con orgullo como verdaderos trofeos.”

Parece pues que el propietario del álbum alardeaba de sus amigos como ahora se hace al hablar del número de seguidores que se tiene en las redes sociales. No hay nada nuevo bajo el sol, aunque entonces requería cierto tiempo y esfuerzo que los amigos dejaran su huella en el álbum, como prueba la acuarela que Manuel Moliné Muns dejó en el álbum de Modesto.

Dibujo a la acuarela y témpera de Manuel Moliné Muns.

Dibujo a la acuarela y témpera de Manuel Moliné Muns.

Parece que Modesto incitaba a sus amigos artistas a dejar su recuerdo en su álbum, que encabezaba con unas quintillas manuscritas:

….Venid los poetas venid los pintores…
Y escuche mi libro su vaga inquietud.
¡Sus ayes, sus quejas, sus trovas de amores
Son lauros que forman guirnaldas de flores
En cada laúd!….

Algún amigo no muy partidario de estos atracos artísticos ni de la moda de estos álbum lo podía poner de manifiesto, como la poetisa catalana Pepita Massanés que le obsequió a Modesto Lloréns con un poema de 120 versos con bastante mala uva:

“Álbum, que en hora menguada
Y por dicha ó desventura,
Vienes pidiendo negrura
Á mi pluma desgastada”
…….
“sin distinción
Malo y bueno se aglomera”
…..
“¡Ay! Álbum, Álbum! Te pido,
Vuelvas por donde veniste,
Que si mal te ennegreciste
Culpa de tu dueño ha sido”

Estaba claro que no todos los amigos eran complacientes con la petición del dueño del álbum y, en vez de una lisonja te podías encontrar con una fresca. Como ahora.

Su mujer, Antonia Ayllón Miranda natural de Palma de Mallorca, también participó de la manía coleccionista en su vertiente de las tarjetas postales. La tarjeta postal apareció en 1896 y rapidamente se popularizó como medio económico de correspondencia y, debido a la variedad de monumentos y lugares representados así como la irrupción de fotógrafos y artistas que participaron en su elaboración, de inmediato fue objeto de deseo de muchos coleccionistas, mayoritariamente mujeres.

Albúm de postales de Antonia Ayllón

Albúm de postales de Antonia Ayllón

Por casualidad he reparado en un álbum de postales que hace años está en una librería de casa y que, por su grosor, mi mujer usa de vez en cuando para prensar flores asociadas a algún acontecimiento familiar, ya sea triste o festivo. En la pasta tiene grabado en relieve el nombre Antonia y todos los indicios apuntan a que es el álbum de postales de Antonia Ayllón, pues todas las postales que he leído están dirigidas a Antonia Ayllón de Lloréns o Antonia Ayllón de Torres con domicilio en Fernando VI 23-1º de Madrid. El álbum parece que se inició en 1902 y contiene postales fechadas hasta 1905, fecha de su fallecimiento.

Está constituido por 80 páginas con caladuras destinadas a encajar las cuatro esquinas de la postal, que permite colocarlas horizontalmente a tres por cara o verticalmente a dos por cara, de forma que cada postal puede extraerse fácilmente y ser resituada en otra posición. Aproximadamente 60 páginas están repletas de postales. Es un muestrario extenso de monumentos, lugares, artistas y mujeres más o menos desinhibidas, colecciones como la de Cánovas, cuadros y esculturas, etc.

Muchas de las postales obedecen a la intención del remitente de agradar a la dueña del álbum enviándole una pieza más para su colección. Llama la atención el tratamiento respetuoso, de usted, de sus hijos y de aquellos que dicen ser sus amigos íntimos.

Se pueden ver caligrafías exquisitas que rellenan todos los huecos libres que deja la imagen. Para ganar más espacio de escritura, algunos especialistas primero escriben en horizontal y luego escriben en vertical cruzando sobre lo ya escrito y, curiosamente, se puede leer con facilidad.

Hay una postal de 13 de septiembre de 1905 firmada por Modesto, que trata a Antonia de abuela y la desea que se mejore. Parece ser Modesto Sánchez Lloréns, abuelo de mi mujer, con su caligrafía infantil de niño de diez o doce años:

ModestoPostal512

La fotografía comenzó a usarse en la primera mitad del siglo XIX y en el álbum de Antonia hay algunas postales que parecen ser de papel fotográfico que, por las cariñosas dedicatorias, creo que representan a miembros de la familia. Como esta de Junio de 1903, firmada por su hija Josefa, donde aparece ella con su marido Alfredo Sánchez Benito y otros:

Alfredo-Josefa512

En el álbum hay dos postales dirigidas a Antonia Ayllón, que tienen como motivo un rostro de mujer de unos cincuenta años o más con un gran parecido con su hija Josefa.

Postales firmadas por Alfredo (izda) y Lupe.

Postales firmadas por Alfredo (izda) y Lupe.

En la primera, muy oscurecida, a la derecha de la foto hay un texto (no estoy seguro que la transcripción sea correcta pues el trazo está subsumido en el color sepia típico de las fotos antiguas y su lectura es difícil) que firma Alfredo:

“No he contestado antes a su tarjeta porque no había encontrado ninguna que me agradase.
Hoy adquiero esta belleza que a mi me gusta mucho. Si a V le gusta también …. compárela (o cómprela)….y lo que V quiera.
Felices Pascuas y un abrazo de su hijo Alfredo”

En la segunda, un rostro de mujer dentro de una estrella, Lupe hace una dedicatoria muy cariñosa a su madre colocando cada sílaba en un mar de pequeñas nubes:

“A mi mamá querida la dedico este lucero su hija Lupe”

Tengo que confesar que inicialmente creí que entre las caras que figuraban en las postales de este álbum providencial, había encontrado el rostro de Antonia, con el que sustituir la odiosa silueta que la representa en el árbol genealógico. Bastaría con que alguien de la familia hubiera dicho “Si, es ella”, pero no ha sido así pues la duda es si el rostro pertenece a Antonia o a una de sus hijas. Antonia seguirá siendo solo una silueta.

Esto más que una historia familiar parece un relato costumbrista sobre los afanes coleccionistas de principios del siglo XX de la gente pudiente. Pero es que no he encontrado más mimbres para urdir una historia sobre Modesto LLoréns, que por sus obras teatrales prometía haber dejado más rastro en la red. Sirva al menos para conocer cómo suplían a Facebook y WhatsApp.

Por la foto de Modesto en la cabecera, impresionante en su uniforme de sombrero imposible y espadín, parece un hombre de gran presencia física y de carácter. Hay una anécdota suya, muy celebrada en la última reunión familiar. Parece que en esa época las tertulias, fueran literarias o no, transcurrían en cafés, casinos, ateneos y otros lugares no tan santos. Dicen que tras una siesta reparadora, don Modesto bajaba a diario a la calle para dirigirse a su tertulia. Paraba un coche de caballos y con gesto teatral y voz tonante le ordenaba al cochero, “Cochero, ¡al lupanar!”. Nadie ha sabido decirme si realmente mantenía su tertulia en un salón de señoritas o es que al desmadre de su tertulia lo denominaba de esa guisa. Cosas de artistas.

Bibliografía de Modesto Lloréns i Torres:
Un episodio de amor, comedia original en un acto y en verso. 1859.
El casado casa quiere, comedia en dos actos y en prosa.
Padre Gallifa o Un suspiro de la patria, drama histórico en prosa y en verso en cinco cuadros y un prólogo de Joaquín Asensio de Alcántara y Modesto Llorens y Torres. 1862. Se estrenó el 4 abril de 1862 y se puede obtener en Google Books
Los soldados de la industria, drama original en verso y prosa en tres actos y un prólogo, de Joaquín Asensio de Alcántara y Modesto Llorens y Torres. 1863

Fuentes consultadas:
– El álbum de los amigos Templo de trofeos y repertorio de vanidad Exposición de álbumes, Fundación Lázaro Galdiano.
– “Would You Write Something in my Album?” Social Customs and their Literary Depiction in Nineteenth-Century France and Spain, by Jeannette Acevedo Rivera Department of Romance Studies Duke University

Imágenes tomadas de:
todocoleccion.net, portada de Los soldados de la industria
dukespace.lib.duke.edu, álbum de Modesto Lloréns
Álbum de los amigos-Fundación Lázaro Galdiano, acuarela de Manuel Moliné Muns
Álbum de Antonia Ayllón Miranda, postales

EGªCalzada
Autor: Emilio García de la Calzada

8 pensamientos en “Cerrando el círculo – Modesto Lloréns i Torres (cochero, ¡al lupanar!)

  1. Hola Emilio:
    Veo que has encontrado un nuevo filón en la inagotable mina de tus antepasados. De momento, estás con los primeros estudios, las iniciales prospecciones, los planos preliminares… Espero que cuando llegues al corazón de la veta nos desveles sus misterios. En todo caso, y por lo leído hasta la fecha, la vena principal parece encontrarse cerca y estar repleta de un mineral tan valioso como el oro, tu decisión de emplear tu tiempo como más te gusta. Tal vez, por eso se dice que el tiempo es oro.
    Un saludo.

    • Hola, Eulogio. Ya me gustaría tener información suficiente sobre los antepasados de mi mujer, pues son familias tan diferentes de las que yo provengo que sin duda sería material sustancioso.
      El blog tiene como objetivo primordial, aparte de entretenerme, que mis hijos y nietos conozcan cómo era este mundo unos cuantos años atrás. Necesariamente también tenía que contar lo poco que se de sus antepasados maternos, y en eso estoy.
      Confío en que los que sois ajenos a la familia, si os resulta pesado o aburrido, hagáis uso de la prerrogativa de saltároslo.
      Saludos.

  2. Antiguamente tenías que ser alguien muy importante para que tu vida/historia quedara reflejado en algún escrito o documento. Había personas que su único afán era pasar a la historia siendo recordados. Ahora con FB la información que se puede obtener de cualquier persona es exagerada… Las siguientes generaciones no tendrán secretos sobre sus antepasados, todo estará en la red sabrán la universidad donde estudió, en que empresa trabajó, cuantos amigos tenía, a los lugares que viajó solo con un nombre y un click.
    Admiro el trabajo que se dedica a la investigación en este post, porque es realmente complicado encontrar datos de algún antepasado de tres o cuatro generaciones anteriores. Los que vivimos en la era de las nuevas tecnologías somos incapaces de entender que sí metemos un nombre en Google no tengamos toda la información de la persona al instante. He disfrutado mucho leyendo este post gracias.

    • Hola, Eva. Es cierto que ahora es todo muy fácil de encontrar así como muy difícil que algo que hemos depositado en la red sea eliminado para que no vuelva a aparecer. Lo uno por lo otro.
      De lo sucedido hace más de cien años también hay información en los fondos de los periódicos que tienen digitalizado desde finales del siglo XIX.
      También se encuentra información, por ejemplo de los Servet, en publicaciones monográficas sobre determinadas actividades.
      Es entretenido y en algunos casos muy frustrante bucear a la búsqueda de información.
      Besos.

  3. Emilio. Por fin me he metido en el blog. Me encanta. Como has podido documentarte y sacar informacion aunque esto haya surgido tan tarde y nuestra anterior generacion haya sucumbido. Por pelos. Que tontos fuimos. Pero la informacion y desarrollo esta genial. Yo creo que ya no me queda nada. Bueno si. Fotos del molino y de la casa en Barcelona donde vivieron. Estara aun en pie?. Mil hurras!!!

    • Hola Vicky. Todo lo que he incluido en el área familiar del blog ha sido gracias a las tres primas que me habéis contado historias familiares y aportado fotografías y documentos. Yo solo he puesto algo de tiempo y el interés de dejar escrito para mis hijos y nietos lo que a través vuestro he conocido de la familia de mi mujer. Gracias a las tres Sánchez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s