Cerrando el círculo – De García arriba nadie diga (¡por mis blasones!)

Escudos de los Vidal-Abarca, los Sánchez, los Lloréns y los Rodero.

Escudos de los Vidal-Abarca, los Sánchez, los Lloréns y los Rodero.

En la red he encontrado un escudo de los Vidal-Abarca de Alhama de Murcia y otro de los Rodero. Los otros dos son escudos de la familia de mi mujer pertenecientes a los Sánchez y a los Lloréns. No he encontrado nada de los Servet de Castellterçol.

Los expertos en heráldica dicen que el escudo de los Vidal-Abarca trae por armas en campo de gules, tres abarcas, de oro, puestas dos y una y que el de los Rodero trae en campo de gules (así denominan los expertos al color rojo), barra de plata entre dos ruedas de carro de oro. Un lenguaje para los iniciados que explotaban la vanidad de reyes y poderosos diseñando estos llamativos blasones para resaltar alguna de sus gestas y que los lucieran en sus escudos, estandartes y palacios e identificaran su linaje. Hoy en vez de blasones, saciamos nuestra vanidad con tatuajes fantasiosos.

Escribir sobre los antepasados de mi mujer me ha dejado abrumado de tanto abolengo acumulado, así que algo tendré que hacer para ponerme a su altura. Para empezar, llenaré a mi familia de blasones pese a quien pese. A falta de abarcas y ruedas plateadas, algo se me ocurrirá.

El lector prudente debería abandonar aquí la lectura, pues lo que sigue es completamente absurdo y solo obedece a la necesidad de distraerme y de sentirme importante. Al menos tan importante como mi mujer. Faltaría más. Así que, sacando pecho, veamos cómo darle un poco de realce a los orígenes de mi familia. Algunos compran títulos nobiliarios, yo recurriré al bricolaje heráldico. Será cuestión de echar mano de imaginación y quizá aprovechar algo de lo ya inventado y que está al alcance de un click por doquier.

Supongo que los García, a lo largo de tantos años de historia, algo tendríamos que ver en tiempos pasados con alguna estirpe con escudo heráldico, pues reyes García hubo varios en Asturias y en León. De hecho hay descripciones del origen del apellido como esta, que establece que su origen es incluso anterior al del apellido Abarca:

Apellido patronímico derivado del nombre propio de García. Por este motivo no todas las familias de este apellido pertenecen al mismo linaje con un único origen común. De hecho, existen multitud de ramas de García con orígenes y armas muy diferentes. Ya en el año 843 gobernaba la ciudad de León un Ramiro García, siendo por consiguiente, los García de León y Galicia los más antiguos de este apellido. Se extendió por toda la península y América.”

O como esta otra que sugiere que los García tenemos algún punto de belleza:

“García en idioma godo significa ‘príncipe de vista agraciada’ lo cual indica que antes de la invasión musulmana, ya existía como nombre en otras regiones godas españolas. Es posible que alguien se hiciera notar, bien por el color o la belleza de sus ojos, o por tener vista muy aguda, y fuera designado como ‘de vista agraciada’ “.

No está mal para empezar aunque, tras mucho mirarme en el espejo, lo de vista agraciada habrá que tomárselo con cierta cautela.

De los Calzada no recuerdo haber estudiado nada glorioso en las clases de Historia, pero alguien habrá habido con pasado notable o, al menos, con pecunio suficiente para costearse el diseño de un blasón glorificador. Buscando los antecedentes heráldicos de los apellidos García y Calzada para tomar ideas, he encontrado estos blasones que al menos parecen relacionados con mi tierra de León:

BlasonesGarcia-Calzada

El escudo de García me gusta sobre todo por la leyenda: “DE GARCIA ARRIBA NADIE DIGA”. El lema es contundente y siento que me refuerza el ego, algo maltrecho de tanto Abarca, Servet y Rodero. ¡Qué no se me suba a la chepa ningún Abarca! El avechucho debe ser una garza real. Yo hubiera preferido algún símbolo que hiciera referencia a la Tierra de Campos de donde era oriundo mi padre. A ver qué puedo hacer. Conociendo tan poco de mi familia paterna, aparte de que eran campesinos, creo que varias espigas en campo de sinople (así denominan los expertos al color verde) quedaría sencillo y alusivo a la brega con el arado y el trillo.

El escudo de los Calzada es bastante más elaborado: “en campo de azur, un creciente de plata adiestrado y acompañado de seis estrellas de oro, tres en lo alto y tres en lo bajo, puestas en faja; en punta, una pica de oro, con hierro de plata, manchado de sangre, y puesta en barra”. Una simbología complicada y dificilmente asimilable a mi familia montañesa. Tan solo la pica sería aprovechable, pues recuerda remotamente a la ijada con la que mi abuelo avivaba el paso cansino de las vacas cuando araban o tiraban del carro. Pero ¿cómo simbolizar un simple palo de avellano en un emblema nobiliario? Tendré que inventármelo yo todo en base a algún hecho notable y escudriñando los rasgos familiares, sus ocupaciones, sus anhelos y preocupaciones, intentando simbolizarlo de manera sencilla y entendible.

Tras un repaso minucioso a la búsqueda de hechos notables de mi familia, aparte de sufrir y vencer duras sequías y la lucha sin cuartel contra el escarabajo de la patata (ver Guerra al escarabajo), no me parece mérito suficiente que allá por los años ochenta del siglo XX el caballo del hermano de Manuel Fraga Iribarne durmiera una noche en las cuadras de mi abuelo en Vegarienza (ver El camino omañés), cuando peregrinaba hacía Santiago de Compostela.

Inventariando los antecedentes familiares de los Calzada, está fuera de toda duda su pertenencia al campesinado montañés y también su acendrado sentido religioso, que varios de ellos han sido maestros-campesinos y hasta ha habido algún comerciante-cantinero-campesino. Toda su vida ha estado circunscrita a las riberas del río Baltaín, río Omaña o río del Valle Gordo en la comarca de Omaña.

Por su ocupación más habitual, la agricultura y la ganadería, se podría incluir en el escudo un arado romano o una azada. Fijándome en la preocupación familiar por lo trascendente, eso del Más Allá, podría poner como armas un rosario o el corazón sangrante, rodeado de espinas, de un Jesucristo de calendario estigmatizado, omnipresente en la casa de mis abuelos. Por su vocación de enseñantes, que dio bastantes maestros, podría colocar en el escudo un catón o una tiza o un tintero o la regla de madera con la que ayudaban a que los alumnos se impregnaran del saber y de las normas de convivencia. O la llama del Conocimiento, similar a la que dibujábamos en los cuadernos escolares sobre la cabeza de los apóstoles cuando, el día de Pentecostés, el Espíritu Santo les transmutó de rudos pescadores en eminencias con don de lenguas y de palabra. De los comerciantes-taberneros solo tengo referencia de un par de ellos y creo que iconograficamente no daría mucho de si: podría representarse esta peculiaridad familiar con un pellejo de vino o un paquete de clavos o un naipe.

La verdad es que es difícil encontrar un símbolo que lo integre todo. El único común denominador de todos los hombres de la familia (incluido yo), lo encuentro fijándome en la indumentaria, ya que es indiscutible el papel preponderante de una prenda que cobijó todas las cabezas masculinas y que iconograficamente me parece potente: la boina en campo de sinople.

Después de este impresionante análisis antropológico de la familia Calzada, creo que tengo material más que de sobra para pergeñar los escudos heráldicos.

Y “¡Velay!”, como diría mi abuela, con este batiburrillo de antecedentes, a falta de hechos heroicos atribuibles a ambas familias y tras un esfuerzo notable de síntesis y simplificación, se me ocurre un refrito de iconos muy adecuado para los escudos familiares. El parto de los blasones ha dado como resultado estos dos blasoncillos:

Escudos de los García de Velilla de Valderaduey y de los de la Calzada de Omaña.

Escudos de los García de Velilla de Valderaduey y de los de la Calzada de Posada de Omaña.

Aún sin ser un experto en heráldica, reproduciendo cosas similares a las que he leído se puede decir que el escudo de los García de Velilla de Valderaduey trae por armas en campo de sinople tres espigas doradas en triángulo y que el de los Calzada de Omaña trae por armas, también en campo de sinople que es un color que me gusta más que el campo de gules, que alude a los prados omañeses, una llama Pentecostal, un corazón estigmatizado y una boina sin capar, situados dos y una.

¡Qué alivio!, ya puedo codearme con mi mujer, descendiente de Sancho Abarca rey de Navarra, pariente de El Cid y otros muy notables apellidos como los Servet, Rodero y otros. Y tan importante como lo anterior es que me siento justificado por este alarde en heráldica, pues he llegado a ver en Internet como un tal Cándido Madaleno (fijaros en el apellido) argumenta que Sancho Abarca fue su antepasado hace 31 generaciones. El es un Madaleno cualquiera, con perdón, y yo un García auténtico.

Bromas aparte, espero haber reducido distancias con la superioridad linajuda de mi mujer. Mucho Cid y Sancho Abarca, pero los García no somos menos. Aprovechando la subida de autoestima, me autorizo a sentirme autorizado a incluir estos blasoncillos apócrifos (apócrifos, pero tan inventados y válidos como los diseñados por un especialista en heráldica a sueldo de las familias notables) en los árboles genealógicos de mis dos familias. Así mis nietos tendrán un árbol genealógico repleto de blasones de verdad por un lado y blasoncillos de nuevo cuño por el otro. A ver quién es el guapo que me lleva la contraria.

Fuentes consultadas – Para este desmadre heráldico, me he ayudado del contenido de algunas webs interesantes:
Apellido Abarca http://www.uv.es/gabarca/ y http://www.bisabuelos.com/med/navarra.html
Apellido Vidal-Abarca http://www.blasoneshispanos.com/Heraldica/HeraldicaGentilicia/Armoriales/VV/Vidal-Abarca.htm
Apellidos García y Calzada http://los-santos.com/heraldica/
Apellidos Rodero http://www.fuenterrebollo.com/fernandez.html
Nociones de heráldica http://www.blasoneshispanos.com/ y http://www.abcgenealogia.com/linkheraldica.htm

Imágenes tomadas de: blasoneshispanos.com, escudo Vidal-Abarca

Nota del autor: Tras el ímprobo esfuerzo inventando los blasoncillos familiares, alguien me ha hecho llegar lo que podría ser el escudo de la familia De La Calzada.

Escudo atribuido a la familia De La Calzada.

Leyenda:
El apellido Calzada o de la Calzada, que de ambas formas se halla señalado en los nobiliarios, es de origen castellano y tuvo su primitivo solar en el lugar de Otáñez, Ayuntamiento de Castro Urdiales (Santander). Se extendió a Asturias, Galicia y ambas Castillas. Una rama pasó a Indias estableciéndose en la isla de Cuba. Se halló presente en la conquista de Andalucía y está nombrado en los Libros de Repartimientos de tierras de la toma de Granada. Probaron nobleza en la Orden de San Juan de Jerusalén y en la Real Chancillería de Valladolid. Son sus armas: En campo de azur, un creciente de plata adiestrado y acompañado de seis estrellas de oro, tres en lo alto y tres en lo bajo, puestas en faja; en punta, una pica de oro, con el hierro de plata, manchado de sangre.

EGªCalzada
Autor: Emilio García de la Calzada

5 pensamientos en “Cerrando el círculo – De García arriba nadie diga (¡por mis blasones!)

  1. Hola Emilio:
    Después de leer tus postreras narraciones familiares, en mi cabeza se agolpan multitud de refranes, frases hechas, proverbios…
    El primero que se me ocurre es:”El que no se consuela… de García arriba ninguno”. Los que no tenemos antepasados ilustres tenemos que ensalzar la humildad, honradez, honestidad, laboriosidad… de los nuestros, confrontándola con la prepotencia, corrupción, deshonestidad… que se atribuye a los poderosos.
    Otro refrán que tiene un uso relevante en Asturias dice así.” El que lejos va a casar, o va engañao o va a engañar”. Por aquí, uno de Noreña que corteje en La Pola, ya se le mira con lupa. No te digo nada si es de Xixón. Y si es del otro lado de la cordillera, ya ni te cuento. Por eso, los que por circunstancias de la vida casamos a más de cien kilómetros de nuestros pueblos, tenemos que defendernos del viejo refrán como mejor podamos o sepamos.
    Un abrazo y feliz primavera. ¡Disfruta cuanto puedas de tu nietina Lola!

    • Hola Eulogio, sería difícil encontrar una circunstancia o situación para la que no haya el correspondiente refrán, frase o moraleja que a uno le deje tranquilo, le haya tocado estar en la parte buena o mala, ventajosa o desfavorable. Esta recopilación de relatos se la debía a mi mujer desde que hace años mis hermanos y yo hiciéramos una rechifla a una insinuación suya de que su familia descendía de Sancho Abarca. Yo ignoraba tal circunstancia y fui uno de los más osados en la coña marinera que se formó. Lo importante no es que sea verdad, casi verdad o cierto, estoy contando lo que se cuenta en la familia. Y, de paso, me he divertido aunque temo que a los lectores de los otros post os pueda parecer aburrido y pretencioso. Soy simplemente el escribidor de lo que he oído, que en algún momento no puede reprimir su inclinación malsana a resaltar el contraste de lo que escribo con mi propia familia. Será porque soy un rencoroso de mierda. Pero bueno, ahí queda por si a algún nieto se le ocurre leerlo.
      Un abrazo.

  2. Hola, Somos una familia García que vive en Francia después de haber dejado Almería para ir a Argelia y Marruecos finalmente llegó a Francia.
    Estamos tratando de entender el significado de esta leyenda.
    Agradeciendo de antemano su respuesta.
    Atentamente
    “De García arriba, nadie diga”
    Martial

    • Hola Martial. Como habrá podido entender, lo que he escrito en el post es un completo disparate intentando en tono humorístico ponerme a la altura de los apellidos ilustres de la familia de mi mujer. También que soy un perfecto ignorante en heráldica.
      Pero desde el primer momento que vi la leyenda “De García arriba nadie diga” interpreté que el sentido era tan rotundo como que “nadie pretenda ser más que García”, ni siquiera los Abarca de mi mujer, lo que venia muy a cuento de la intención del post.
      Supongo que en internet habrá interpretaciones más fundadas que la que yo cuento.
      Saludos

      • Hola Rmilio,
        Gracias por tomarse el tiempo para responderme, pero algunos de mi familia no pueden traducir esta leyenda al francés..
        Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s